+nuevo
Cargando...

Recorrido por los mejores parques y jardines de Tokyo

Parque Yoyogi

Visitar los parques más importantes de Tokyo puede tomarnos varias semanas, no solo por la cantidad de los mismos, sino también por su tamaño. Si a esto le incluimos una visita a los jardines tradicionales podríamos usar todas nuestras vacaciones para disfrutar únicamente de las zonas verdes de la capital japonesa. Descubre cuáles son los grandes pulmones de Tokyo, descubre la otra cara de la ciudad sin horizonte.

Hace unos días subí a Twitter una foto del área de Shinjuku tomada desde el mirador gratuito del edificio del gobierno. Recibí una respuesta en la que un usuario se sorprendía al ver un gran parque entre tanto edificio y reconoció no saber que en Tokyo existían zonas verdes. Por eso he decidido reunir en esta entrada los parques y jardines de Tokyo que considero de visita obligada para turistas.
Ponte unas zapatillas cómodas porque vamos a caminar un buen rato.

Parques

Parque Ueno

Parque Ueno

Ubicado justo detrás de la estación Keisei Ueno, este parque destaca por su gran tamaño y los museos que alberga. Lo considero un parque muy completo. Durante el florecimiento de los cerezos es de los parques más animados y mejor ambientados. Durante esta época, una de sus mayores atracciones es la de estos gatos que su dueño sube a las ramas de un árbol para que todo el mundo los fotografíe.

El parque contiene un templo budista, un lago con barcas a pedales, un campo de baseball, una gran plaza con bancos en la que relajarse e incluso un zoológico. La única parte negativa es que no hay mucho césped donde acomodarse. Para eso ya contamos con el segundo parque de la lista. Eso sí, la entrada es libre.

Parque Yoyogi

Parque Yoyogi
Derechos: Flickr (inucara)
Me atrevería a decir que es el parque más famoso de Tokyo. La cantidad de extranjeros que lo visitan es lo que me invita a pensarlo, sobre todo durante el florecimiento de los cerezos y el momiji. Es de los más grandes de Tokyo y se encuentra justo al lado del santuario shintoista Meiji Jingu, detrás de la estación JR Harajuku. La entrada también es gratuita y merece la pena su visita.

La cantidad de actividades que podemos hacer en el parque es enorme. Cada fin de semana se llena de personajes de todo tipo: gente haciendo deporte, practicando teatro, bailando, bandas de música practicando en plena calle, los famosos rockabilly... Además, casi todos los meses hay algún gran evento internacional donde degustar comida de distintos países y conocer sus costumbres. De diez.

Shinjuku Gyouen

Shinjuku Gyouen
Derechos: Flickr (bugs)
A simple vista podría parecer un parque más. Sin embargo, la peculiaridad de este parque es que está formado por diferentes estilos de jardines, donde podemos encontrar jardines de estilo europeo, japonés y de otros países de Asia como Taiwán. No está muy lejos del parque Yoyogi, a diez minutos de la estación de JR Shinjuku. En este caso, la entrada cuesta 200 yenes, pero merece la pena visitarlo, sobre todo durante el florecimiento de los cerezos. En la imagen podéis haceros una idea.

Parque Inokashira

Inokashira Park
Derechos: Flickr (wunkaiwang)
El parque Inokashira es uno de los grandes olvidados. No es que sea poco conocido, pero sí que queda eclipsado por los más famosos. Está algo más alejado del centro y de la línea Yamanote. Su acceso más cercano se encuentra a través de la estación de trenes de Kichijoji, ubicada en un barrio con mucho encanto y que recibe el mismo nombre.

También incluye un buen número de actividades para toda la familia y para parejas. Volvemos a encontrarnos con un zoológico, un lago donde alquilar barcas a pedales y unos paisajes que nos recuerdan a jardines orientales. La traca final viene de la mano del estudio Ghibli, y es que justo al lado del parque se encuentra el museo Ghibli. Por supuesto, también es visita obligada en época de sakura. La entrada es gratuita.

Parque Koganei

Parque Koganei
Derechos: Flickr (24256658@N06)
Continuamos con un parque no muy turístico pero igualmente importante debido a su tamaño. El parque Koganei está entre los más grandes de Tokyo, pero al estar algo (bastante) alejado del centro puede sacarlo de nuestros planes turísticos en la capital nipona. Se puede acceder al mismo a través de la estación Hanakoganei con la línea Seibu Shinjuku. Por supuesto, la entrada es gratuita.

Debido a su gran tamaño, el parque incluye alquiler de bicicletas, idóneo para salir en familia. De hecho, al encontrarse en una zona residencial, está pensado para pasar el fin de semana rodeado de los tuyos en un ambiente muy tranquilo.

Parque Sumida

Parque Sumida
Derechos: Flickr (camknows)
Me sorprende la originalidad de este parque con respecto al resto que componen esta lista. El parque Sumida se encuentra a orillas del río Sumida, muy próximo a la estación Tobu Tokyo Skytree o la estación de metro de Asakusa (una por cada orilla del río). La entrada es libre y se encuentra tan cercano al templo Sensoji que la visita la considero obligatoria.

Pese a que es vecino al conocidísimo templo de Asakusa, dentro del parque Sumida también podemos encontrar un santuario shintoista. Las vistas al río son impresionantes, sobre todo en primavera durante el florecimiento de los cerezos y en verano con los breathtaking fuegos artificiales.

Parque Kinuta

Parque Kinuta
Derechos: Flickr (maynard)
Ubicado en el barrio de Setagaya, el parque Kinuta recuerda un poco al concepto de parque que es Yoyogi. Tiene unas grandes extensiones de césped en las que sentarse, hacer picnics o disfrutar del florecimiento de los cerezos. La entrada es libre y está abierto a cualquier hora. De hecho, fue el parque donde se rodó un videoclip en el que hice de protagonista.

El parque cuenta con un amplio aparcamiento para coches ya que las conexiones con trenes o metros no son tan buenas como en el resto de parques. ¿Recomendaría este parque? Si te gusta el estilo de Yoyogi pero te abrumas al ver a tanta gente junta (créeme, durante el sakura es agobiante) este es tu parque. Eso sí, recuerda que las conexiones son un punto negativo.

Parque Kitanomaru

Parque Kitanomaru
Derechos: Flickr (yoshikazut)
Gigantesco parque (el más grande de Tokyo, quizá) el que nos encontramos casi en la bahía de Tokyo, concretamente en Chiyoda. Es un compendio de parques y jardines tradicionales en el que se encuentra el Palacio Imperial, por lo que está completamente rodeado de canales y muros de seguridad. Es una zona muy tranquila, pero muy turística. Aun así, debido a su gran tamaño no encontrarás aglomeraciones de gente. La entrada es libre.

Podemos alquilar botes (estos no son a pedales) y relajarnos mientras remamos observando los preciosos cerezos, aunque el precio de su alquiler aumenta durante el florecimiento de estos.
Las conexiones son perfectas. Podemos acceder a él a través de la estación de JR Tokyo u otras estaciones de metro como Takebashi, Sakuradamon u Otemachi. Tú elijes.

Jardines

Jardines imperiales

Jardines Imperiales
Derechos: Flickr (antonioacuna)
No podíamos hablar del parque Kitanomaru sin mencionar los jardines del Palacio Imperial. Los accesos son prácticamente los mismos que los del parque Kitanomaru y la entrada es gratuita ya que es un jardín abierto al público. La variedad de especies de plantas y árboles es enorme, un disfrute para los amantes de la botánica.

Aunque son los jardines del Palacio Imperial no esperes ver ningún edificio del período Edo ya que todos fueron destruidos por incendios y guerras.
Tienes que ser rápido ya que los jardines son cerrados al público a las 16:30, pero tiene sentido ya que en invierno suele anochecer a esta hora en Japón.

Rikugien

Jardines Rikugien
Derechos: Flickr (randomwired)
Siendo el jardín tradicional japonés más bonito de todo Tokyo no pude evitar visitarlo durante mi estancia como estudiante universitario en Rikkyo. Si te gusta la paz y el Japón tradicional no dudes en hacer lo mismo. Eso sí, abonando los 300 yenes de la entrada. Pero merece la pena.
Además, la cantidad de turistas que encontrarás es de 0 (al menos cuando yo fui), por lo que el ambiente que allí se respira es totalmente japonés.

Pese al estar en el centro del barrio de Komagome, una vez que entres no podrás creerte que te encuentras en el gran Tokyo, aunque de vez en cuando se ve algún edificio asomando entre los árboles que rompe la armonía. Tiene zonas de bosques, otras más acordes a lo que es un jardín, lagos e incluso un mirador. Desde la estación JR Komagome se llega en pocos minutos a pie.

Koishikawa Korakouen

Jardines Koishikawa
Derechos: Flickr (o_O)
El jardín Koishikawa es el jardín tradicional japonés más antiguo de Tokyo, construido a principios del siglo XVII. Su entrada también cuesta 300 yenes pero sigue mereciendo la pena. El mejor acceso es la estación que recibe su mismo nombre Korakouen Station y las mejores épocas en las que visitarlo son durante el florecimiento de los cerezos en primavera y durante el momiji, en otoño.

La cantidad de paisajes conseguidos dentro de un mismo jardín te hará sentir que cada minuto estás en un lugar diferente. Asombroso.

Kiyosumi Teien

Jardines Kiyosumi Teien
Derechos: Flickr (srp6685)
Por último, pero no por ello menos importante (siempre quise decir esto) tenemos a otro jardín un poco diferente al resto. Es algo más moderno y eso se nota. Su entrada cuesta tan solo 150 yenes, aunque es más pequeño que el resto de jardines que hemos visto. Su acceso no tiene dificultad ya que se encuentra muy cerca a la estación de metro Kiyosumishirakawa.

Si te gusta cruzar lagos y canales saltando de piedra en piedra este es tu jardín. Además, las piedras fueron traídas de diferentes partes del país. No es un jardín famoso, por lo que no encontrarás a nadie que interrumpa tus relajados paseos.

Tras enumerar todos estos parques y jardines no cabe duda de que Tokyo contiene un buen puñado de zonas verdes y además de gran tamaño. Por supuesto, me faltan muchos más parques por incluir, pero entonces la entrada se haría interminable y no dejaría ninguno a descubrir por el turista.

¿Con qué parque te quedarías? ¿Hay alguno que te llame la atención por algo en especial?
Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

8 comentarios :

  1. GRACIAS! Vaya pedazo de guía súper completa! había unos cuantos que no conocía! Y qué maravillas son! Cómo me gusta Tokyo por cosas así! De nuevo gracias por tu entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte! y más que he decidido no poner porque si no nadie llega leyendo hasta el final jejeje.

      Eliminar
  2. Hay un jardín que me gusta bastante y parece que no has nombrado, el Hamarikyu, que está al lado de la Lonja y viene perfecto para descansar un poco si te has pegado el madrugón. Además de allí hacen escala los ferrys que van de Asakusa a Odaiba y viceversa. Cuesta sobre unos 300 yen la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es el que tiene alrededor edificios viejunos infectados de cuervos también me gusta bastante! Es al que se entra por una compuerta, no? (desde el ferry). No he puesto todos los parques, está claro! Si no, no acabamos!

      Eliminar
  3. Me quedaría con el último, Kiyosumi Teien por lo de ir saltando de piedra en piedra q es algo que me encanta. Una guía muy buena, la usaré el dia q pueda ir a Tokyo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas ir pronto. Aunque Tokyo sea cemento y más cemento también tiene infinidad de zonas verdes. Bueno, aquí lo has comprobado!

      Eliminar
    2. ta super completo la informacion que has puesto tu blog me lo recomendo un amigo y de lo que me leida me a ayudado a conocer un poco mas de japon de lo poco o vago q sabia, e aprendido mucho gracias por tomarte tu tiempo al escribir estos blogs.
      saludos desde Panamá

      Eliminar
    3. ta super completo la informacion que has puesto tu blog me lo recomendo un amigo y de lo que me leida me a ayudado a conocer un poco mas de japon de lo poco o vago q sabia, e aprendido mucho gracias por tomarte tu tiempo al escribir estos blogs.
      saludos desde Panamá

      Eliminar

¡Cuéntanos tu opinión!