+nuevo
Cargando...

Edo Shigusa: El origen de la cortesía japonesa

Cruce en Japón

La norma social en Japón y los valores morales de sus ciudadanos tuvieron que nacer en alguna parte. La cortesía de los japoneses no es algo nuevo. Tenemos que remontarnos al período Edo (1603-1868), momento en el que se implantó una serie de comportamientos sociales que servían para mejorar la convivencia y evitar el conflicto entre miembros de una misma sociedad. Así nació el nuevo Japón.

Justo ayer evitaba responder una pregunta recibida para mi nuevo proyecto y videoblog de 'humor' Japón Sin Cortes. Un usuario preguntaba si la sociedad japonesa actual conserva los valores de generaciones anteriores, precisamente una pregunta muy relacionada con la entrada de hoy. Para no hacerme spoiler a mi mismo, preferí guardarme la respuesta y publicarla en forma de entrada. Si quieres conocer el motivo del por qué los japoneses son cómo son, quédate un ratito conmigo.

¿Qué es Edo Shigusa?

nihonbashi

¿Qué diferencia existe entre la imagen de la cabecera y este grabado del puente nihonbashi? mucho, tanto social como cronológicamente (obvio). Y es que para encontrar el origen de la cortesía japonesa tenemos que viajar 400 años en el tiempo. Fue durante el período Edo cuando se produjo un aumento de la población sin precedentes. Las mejoras en las condiciones de vida y en la economía provocaron que una gran cantidad de japoneses se mudaran a la ciudad de Edo (la actual Tokyo).

En una ciudad con tanta densidad de habitantes se hacía necesario un código ético para evitar posibles conflictos y mejorar las relaciones personales. Así fue cómo surgió el Edo Shigusa, término que se podría traducir como el comportamiento y la mentalidad de la época Edo. En resumen, podríamos decir que lo que ahora es Tokyo fue el origen de la cortesía y la forma de ser de los japoneses hasta la actualidad.

Seguir a rajatabla el Edo Shigusa te convertía en un Edokko, o lo que es lo mismo, en una persona ejemplar y residente en el gran Edo. No es una norma, no es un código escrito, es un comportamiento en el que se piensa más en el resto que en uno mismo. Se conocía como la conducta perfecta. ¿En qué consistía este comportamiento? ¿Cómo podía una sociedad entera entrar en armonía?

El enjambre perfecto

edo shigusa

La elite japonesa estaba impregnada de Edo Shigusa, pero este comportamiento también comenzó a expandirse entre la población, comenzando por los mercaderes, para los cuales era fundamental el trato con los clientes. Estos no podían utilizar un lenguaje rudo y tenían que tratar al cliente como a una deidad (tal y como ocurre actualmente). También tenían que cuidar sus posturas, evitando cruzar los brazos y las piernas, sobre todo las mujeres.

En el caso de los ciudadanos de a pie, el comportamiento de un buen Edokko puede sonar trivial y lógico ahora, aunque apenas se aplica en la sociedad actual, sobre todo fuera de Japón.
Comportamientos como apartar el paraguas hacia un lado cuando te cruzas con alguien podrían resultar de lo más normal, pero supuso un gran cambio para la sociedad de Edo. Los paraguas eran de papel, por lo que en las multitudes, si dos personas hacían chocar sus paraguas, ambos iban a terminar mojándose. El Edo Shigusa evitaba este tipo de situaciones.

Otras situaciones que encontraban su solución en el Edo Shigusa podrían ser el hecho de caminar de perfil en zonas muy transitadas y así evitar chocar hombro con hombro; ceder espacios a personas con mayor necesidad, en fin, un comportamiento que podríamos considerar lógico. Sin embargo, también encontramos otro tipo de acciones que completaban el Edo Shigusa a otro nivel como el hecho de utilizar un lenguaje apropiado y acorde al contexto para así no deteriorar las relaciones personales; rechazar un regalo en una primera instancia para luego aceptar recibirlo también se consideraba un comportamiento ejemplar; O el más increíble de todos (para mi), pedir perdón cuando alguien chocaba con otra persona pese a que esa persona fuera la perjudicada con un pisotón o caída. Ambos se disculpaban y la armonía era excelente. Se generaba un enjambre perfecto.


comportamiento cordial japonés

Comportamiento cordial japonés

La cortesía en el Japón actual

cortesía actual en Japón
Derechos: Flickr (justtk)
Ya sabemos que el Edo Shigusa surgió entre los mercaderes de Nihonbashi durante el período Edo, pero ¿Podríamos decir que existe actualmente? Está claro que la cortesía japonesa aún perdura pero ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos. No verás a ningún empleado atender a sus clientes con los brazos cruzados o con malas palabras y siempre seremos atendidos como una deidad.

Con respecto al comportamiento de la calle, son numerosos los carteles que nos recuerdan que siempre tenemos que pensar en el resto antes que en nosotros mismos. Se intenta conservar esa armonía y respeto que una vez dieron su inicio en Edo, pero realmente no son muchos los japoneses los que cumplen sin falta con lo que el comportamiento Edo Shigusa predica. Y es que en los tiempos que corren, la cortesía que fue propia de una sociedad colectivista ha tenido que dejar paso al si te he visto no me acuerdo más propio de una personalidad más idiocentrista.

Si has estado en Japón, ¿Crees que la esencia del Edo Shigusa aún continúa en el kokoro de los japoneses? 
Si no has estado en Japón, ¿Se ve desde fuera un comportamiento más cortés en los japoneses que en los ciudadanos de tu país? ¿Cómo es la visión que tienes sobre su ética y moral?

Si crees que esta entrada puede resultar útil para cualquiera de tus conocidos no dudes en compartirla. También puedes acceder el primero a las entradas suscribiéndote en este blog o en la página de Facebook de Nekojitablog.
Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

7 comentarios :

  1. Dios, cuando he leído lo del kokoro me he sentido muy identificada jaja A ver yo teniendo en cuenta las dos semanas que estuve allí, si que note que siguen teniendo esa gran cortesia, efectivamente cuando entrabamos en alguna tienda de ropa o estilo nos saludaban, incluso sin entrar del todo, si nos veían pasar nos saludaban y daban la bienvenida. También otra cosa muy curiosa es que andabas por la calle y aunque había muchísima gente, nunca nos chocamos con nadie, ni la gente se apelmaza haciendo dificil el paso, en cambio aqui en Madrid, en cuanto hay más gente de lo normal, no se puede caminar y es desesperante. Otra cosa que ya me habían dicho y cuando estuve allí pude comprobar es que muchas veces sin preguntas "donde esta esto?" enseñandoles un mapa incluso de hacia donde quieres ir, se tiran su tiempo mirandolo, para indicarte en condiciones o directamente te dicen "sigueme que te voy a llevar alli". Yo me quedaba loquísima porque muchas veces era gente que se notaba que iba hacia otro sitio o que estaba esperando a alguien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentí lo mismo cuando viajé por primera vez como turista. A veces me daba hasta reparo. Demasiada ayuda para tan poco problema!! jejejeje. Ninguna vez se han parado a ayudarme. Parece que huelen cuando eres turista y cuando vives permanentemente ^^U

      Eliminar
  2. Muy interesante, yo creo que aún mantienen su cortesía aunque no he tenido la oportunidad todavía de ir, pienso que tenemos muchos que aprender de ellos en mi país antes era mucho mas cortés pero todo se ha deteriorado tristemente en Venezuela

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy interesante,yo creo que aún se mantiene su cortesía todavía no he podido ir,pienso que es una cultura ha seguir.

    ResponderEliminar
  4. Una entrada muy interesante,yo creo que aún se mantiene su cortesía todavía no he podido ir,pienso que es una cultura ha seguir.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí. Yo estuve en Japón en 2008 y lo noté en Iga, como un pueblo, la cortesía de una anciana. Nos perdimos y no sabíamos donde dormir y ella nos quiso hasta alojar en su casa y al final nos acompañó a un hotel bueno y económicamente asequible y no se marchó hasta que teníamos pedida la habitación. Yo con 13 años iba con mi padre, y alumnos suyos, no olvidaré ese día jamás. Por cierto... le regalamos una lata de paté de Sánchez Romero Carvajal y se pensaría que era comida para el gato, ja ja.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ernesto, mi nombre es Marta, estudio Relaciones Internacionales, y tengo una asignatura de Estudios Regionales sobre Asia para la que estoy haciendo un proyecto final sobre la cortesía y las formas en Japón. Tu artículo me ha sido de muchísima ayuda, dado que en lo que me quiero centrar es exactamente en cuál es el origen de la forma de actuar de los japoneses, pero sobre todo, en cómo lo ven ellos desde su punto de vista, cómo lo interiorizan, o cómo lo incuban, no se si me explico: si es algo que se les enseña desde pequeños y simplemente hacen porque es lo que se les dice que hay que hacer, o si valoran realmente el significado que tiene hacerlo. ¿Crees que podrías comentarme lo que piensas tú sobre eso? He estado buscando y sigo haciéndolo, pero todo lo que consigo me acaba llevando a páginas en japonés, y por desgracia, no controlo el idioma precisamente. Muchas gracias de antemano y un saludo!

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos tu opinión!