+nuevo
Cargando...

Bombardeos de Hiroshima y Nagasaki: ¿el inicio del crecimiento japonés?

Genbaku Domu en Hiroshima

¿Fue la destrucción total causada por las bombas el punto de partida del crecimiento económico japonés? ¿O era Japón ya un país rico? Con la rendición del imperio japonés el 15 de agosto de 1945, la Segunda Guerra Mundial finalizó para Japón tras una semana de horror producida por el lanzamiento de las bombas atómicas Little Boy, sobre Hiroshima (6 de agosto) y Fat Man, sobre Nagasaki (9 de agosto). Una década más tarde comenzaría el mayor y más rápido despegue económico y social conocido hasta ahora por la humanidad.

Siempre que se habla sobre desarrollo económico japonés se le otorga un gran protagonismo al desarrollo producido durante las décadas posteriores a la guerra. No es para menos, en tan solo treinta años Japón consiguió alcanzar (incluso superar) el nivel de desarrollo de otras potencias mundiales pese a las crisis económicas de los años 70 y 90. Pero retrocediendo algunos siglos en el tiempo, esta entrada servirá para conocer uno de los motivos que permitió el crecimiento japonés durante el período Edo y reflexionar sobre el lugar que ocuparía Japón en el mundo actualmente si el contacto con el extranjero jamás hubiera existido.

Edo, la capital de la prosperidad

Sankin Koutai

Edo, una capital (el Tokyo actual) y una época que se caracterizó por la búsqueda de la protección de lo puramente japonés. En este momento, Japón se encontraba bajo una medida política llamada sakoku, con la que el país permanecía casi hermético a toda influencia extranjera, incluido el comercio. Digo casi porque el puerto de Nagasaki servía como intercambio comercial con otros países como China y Holanda, pero sí que es cierto que, gracias a ese hermetismo, se asentaron las bases del Japón que hoy conocemos. Por ejemplo, la organización empresarial japonesa actual tiene su origen en los conglomerados de empresas (keiretsu) que surgieron a principios del siglo XVII.

Podríamos pensar que sin apoyo occidental, Japón seguiría anclado en el feudalismo y jamás conseguiría desarrollarse como potencia económica. Sin embargo, el gobierno Tokugawa, clan que estuvo en el poder durante todo el período Edo, llevó a cabo una de las medidas políticas más exitosas de cara al crecimiento económico, el sankin koutai. En un principio, esta medida servía para evitar que los señores terratenientes (daimyo) se enriquecieran demasiado, pero por otro lado, también consiguió que todo Edo y alrededores crecieran de manera exponencial.

Con el sankin koutai, el gobierno Tokugawa obligaba a los daimyo y su familia a residir en la capital Edo cada seis meses, cada año o cada dos años, dependiendo de la distancia a la que la residencia del daimyo estuviera de la capital. Esto provocaba un gran desembolso de dinero por parte del daimyo para poder costear su viaje, sirvientes y personal militar. A su vez, se aseguraba de que estos atendieran correctamente los servicios del shogun.

Todo este movimiento constante de personal dio lugar a un gran desarrollo de los caminos, carreteras y otras infraestructuras. De hecho, la ruta de Tokaido se convirtió en la más transitada de Japón, conservándose incluso hoy día y siendo utilizada por el tren bala. Pero sin duda, el mayor desarrollo que favoreció a la economía fue el desarrollo del comercio interno. Gracias al crecimiento de bienes, riquezas y residentes que experimentó la capital Edo, los comerciantes vieron una gran oportunidad para enriquecerse. En épocas anteriores, la clase comerciante no estaba bien considerada, pero estos llegaron a convertirse en una de las clases más ricas de la sociedad japonesa, algunos incluso convirtiéndose en prestamistas. El foco más importante del comercio en Edo se encontraba en Nihonbashi. Esto provocó que el peso y la importancia comercial que tenía Osaka en aquel momento fuera recayendo sobre Edo.

Edo se convirtió en una de las ciudades urbanizadas más ricas, grandes y pobladas del mundo. La capital creció hasta conseguir una población de un millón de residentes, siendo esta reducida a la mitad tras la abolición del sankin koutai años antes del inicio del período Meiji.

Otros momentos de cambio en Japón

Restauración Meiji
Fuente: Wikipedia

Como hemos visto, el desarrollo económico sin apoyo extranjero más significativo que ha conseguido Japón se produjo durante el período Edo. No obstante, fue un desarrollo muy centralizado y concentrado en la capital Edo, mientras que el resto del archipiélago japonés aún se encontraba algunos pasos por debajo. El país nipón continuó desarrollándose tras la apertura de sus fronteras en el siglo XIX, permitiendo así una gran actividad comercial y comenzando su época de industrialización en un momento mucho más tardío que el resto de potencias. Además del desarrollo comercial y económico, Japón experimentó un cambio social drástico, llegando incluso nueva terminología política que no existía con anterioridad como puede ser el concepto de democracia.

En la actualidad, pese a que la economía japonesa se encuentra estancada tras un largo período de crisis, el país fue capaz de llegar a esta situación económica en tan solo treinta años y partiendo de una situación completamente desoladora. Este desarrollo económico sin parangón se conoce como el milagro japonés. Hay autores que atribuyen este rápido desarrollo a la ocupación norteamericana tras el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, siendo el país americano el que asentó las bases políticas, económicas y comerciales del Japón moderno. Por contra, otros autores aseguran que las claves del éxito japonés se encuentran mucho más cerca, aunque este es un tema que prefiero tratar en otra entrada.

Finalizo este breve recorrido por el desarrollo económico durante el período Edo formulando la misma pregunta que al principio, ¿Crees que el verdadero desarrollo japonés comenzó tras el desastre provocado por las bombas atómicas? ¿O piensas que Japón ya era un país que contaba con la capacidad de desarrollarse de manera autónoma?

Más sobre economía japonesa en: Agents of influence, por Pat Choate; Evolución histórica de la economía japonesa, por A. Pelegrín Solé; The Languages of Japan, por Masayoshi Shibatani.

Derechos portada: Flickr (themonnie)
Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

7 comentarios :

  1. Hola paisano, llevo un tiempo viendo tus vídeos y leyendo tu blog aunque es la primera vez que participo. Pero es que hoy lo merece. Gracias x el trabajo que haces y x todo lo que nos muestras de Japón. Es sin duda el mejor blog sobre Japón que hay ahora mismo en español o por lo menos entre los mejores. Sigue así, que me recuerdas a casi los 10 años que pasé viviendo en varias ciudades de kansai. Domo arigato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 10 años en Kansai, me encanta!! Y qué envidia! Muchas gracias por tu comentario, pero creo que no hay un blog mejor que otro. Todos los blogs son igual de buenos (a menos que se estén diciendo burradas, claro jejeje), simplemente lo que cambia es el enfoque, al tipo de público al que va destinado, etc. Eso es lo bonito! Así hay más donde elegir ;)

      Eliminar
    2. Ya tiene la modestia Japonésa!!!

      Eliminar
  2. Hola. Japón ya tenía establecidas unas bases filosóficas, políticas y sociales que le permitieron aprovechar la oportunidad luego de la barbarie; es decir, negociar con el país norteamericano luego del genocidio atómico. Los demás países, en cambio, quedaron sumidos en diferentes tipos de atraso, debido a la carencia de todas o algunas de las tres características mencionadas. No soy un experto, pero esa es mi humilde opinión. Nosotros apenas estamos descubriendo el "Kaizen" en el ámbito empresarial, con el fin de aplicar esa filosofía de "mejoramiento continuo", cuando los japoneses lo llevan incorporado en la sangre.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho la información... Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho la información... Gracias!

    ResponderEliminar
  5. hola me gusto mucho tu comentario y la verdad a mi parecer su la bomba si tuvo mucho que ve con la economía japonesa ya que influencio en su modo de vida y la manera de ver el mundo

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos tu opinión!