+nuevo
Cargando...

Japoneses mezclan sabores incompatibles con sorprendente resultado


En una web japonesa han probado a mezclar comidas de diferentes sabores totalmente incompatibles. Al menos a simple vista, ya que los resultados, pese a no tener la mejor presentación, han sido de lo más sorprendentes. En cualquier caso, el sabor obtenido tras la osada mezcla es familiar. Imagino que aquellas mezclas con las que no han obtenido buenos resultados no las han publicado, pero resulta curioso comprobar cómo de dos sabores incompatibles podemos obtener otro sabor al que estamos acostumbrados.

Sorprende que el uso de los sabores no sea tan extremo y nos encontremos con frutas como la fresa o el plátano y algunas salsas o cremas. De manera individual ninguno de los sabores destaca, pero es la mezcla la que nos hace pensar que nada podrá salir bien. Todo es probar y tomárselo con humor, y cuando se trata de comida, los japoneses van sobrados, si no, échale un ojo a estos obentos.

Poniendo a prueba el paladar

Atún con plátano


Comenzamos fuerte. El sabor obtenido tras mezclar atún y plátano es uno de los que más me ha impresionado. Obtenemos nada más y nada menos que aguacate.


Café y refresco de cola



Nos encontramos ante una de las mezclas más extrañas. Incluso parece que el resultado podría matar a una persona. ¿Qué más da echar más cafeína al café? El estudio indica que el sabor resultante es similar a las bebidas nutritivas y vitamínicas que podemos encontrar en cualquier konbini.


Curry y flan



'Si no tienes tiempo para comerte el postre, échalo sobre el almuerzo'. Debieron pensar a la hora de ocurrírseles esta mezcla. Qué más da, si el resultado tiene el sabor de otro postre muy famoso en Japón, el bizcocho castella.


Flan y salsa de frutas



La siguiente mezcla no parece muy descabellada, flan y salsa de frutas. Sin embargo, el resultado es lo que menos podríamos esperar. El sabor obtenido es el del tonkatsu, o lo que es lo mismo, carne de cerdo rebozada. Perfecto para vegetarianos.


Fresas con puré de alga nori



Entramos en un terreno en el que las mezclas empiezan a tener peor aspecto. Alguien debió pensar, ¿Qué tal si untamos de alga nori estas fresas? El resultado es el sabor de otra fruta, el kiwi.


Helado de vainilla y salsa de soja



Debieron confundir la salsa de soja con caramelo líquido porque no es muy normal mezclar estos dos sabores, a no ser que quisieran obtener como resultado un sabor a dango.


Leche caliente y nabo



Leche y nabo, mala combinación por diversas razones, pero algo bueno debería tener, ¿no? Y es que de su mezcla nace un sabor muy similar al de la sopa de maíz.


Ramen de soja con helado de vainilla



Mezclar ramen con helado de vainilla me deja completamente descolocado, pero el resultado me impacta aún más. Encontramos un ramen con sabor a marisco.


Té con leche y harina



Una mezcla que no parece muy arriesgada y que además nos da como resultado un sabor muy familiar, el del café. El té es de estilo mugicha, cuyo sabor de por sí es ya similar al del café negro.


Tomate y miel



Parece tomate bañado en aceite, pero el sabor resultante nos deja algo patidifusos. ¿Cómo es posible que un tomate untado en miel pueda saber a crema de fresas? ¿Alguien lo explica?


Ciruelas secas y mayonesa



Dos ingredientes muy comunes en la cocina japonesa, pero que no solemos verlos juntos. ¿Qué extraño sabor podría salir de esta mezcla? Es quizá el más sorprendente de toda la lista. Si mezclamos ciruelas umeboshi con mayonesa obtendremos el sabor de... un perrito caliente.


Batido Yakult y leche



Ambos sabores de la mezcla son muy similares, pero su unión da como resultado un sabor un tanto diferente, el yogurt.


Yogurt con mayonesa



Vamos a utilizar el yogurt resultante de la prueba anterior y ¿por qué no algo de mayonesa? que aún no la hemos exprimido demasiado. El resultado tiene un aspecto de crema para untar, y no es para menos ya que su sabor es de crema de queso.



Me he quedado sin palabras tras saber que es posible conseguir el sabor de la carne de cerdo mezclando flan y salsa de frutas. ¿Probarías algunas de estas mezclas? Muchas de ellas las puedes hacer en casa. ¿Te animas y nos lo cuentas? ;)

Fuente: http://104web.com/
Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Cuéntanos tu opinión!