+nuevo
Cargando...

Las dos caras del movimiento otaku en Japón

Otaku en Akihabara

Fuera de Japón, solemos entender el término otaku de una forma limitada y alejada de su significado original. Muchos lo atribuyen a personas adictas al manga, pero la definición va mucho más allá. Lejos de tener connotaciones negativas, hay expertos que aseguran que los otaku son producto de una realidad que sustenta la economía japonesa y la imagen del país de cara al exterior, comparándolos incluso con los salaryman. ¿Cuáles son las dos caras del mundo otaku?

La 'subcultura' otaku no tiene un gran impacto en nuestras sociedades, al contrario de lo que ocurre en Japón. Esto provoca que percibamos su significado de una manera muy diferente, incluso nos permitimos el lujo de cambiar su significado a la par que las modas cambian en nuestros respectivos países. Mucha gente atraída por el manga y el anime se autoproclama otaku sin conocer realmente las connotaciones que este término trae consigo.

¿Qué es un otaku?

Tienda otaku en Akihabara
Derechos: Flickr (mrmin123)

Nuestra definición de otaku abarca a personas con una afición extrema por el manga, el anime y el coleccionismo de figuras u otros artículos de merchandising. A menudo es categorizado como algo positivo, incluso tiene, de manera extraoficial, su propio 'día del orgullo' en el calendario. La definición original de otaku va mucho más allá y abarca a personas que comparten ese fanatismo por un hobby sin limitarse a la escena manga (Existen otaku del fútbol, otaku de Disney, etc). Además, este tipo de personas son consideradas por muchos como un estorbo para la sociedad, lo contrario a lo que la sociedad japonesa espera de un hombre, por lo que las connotaciones negativas están más que presentes.

Si nos referimos al mundo otaku relacionado con el manga, la definición japonesa también consigue un mayor alcance que la internacional. El otaku del manga muestra interés por la música, centrándose en bandas sonoras de anime/videojuegos y en la escena vocaloid. Lleva su gusto por el manga al extremo, incluso a tunear coches con imágenes de sus personajes favoritos. La temática bélica tiene también muy buena acogida entre los otaku, pudiendo encontrar este tipo de tiendas en el famoso barrio de Akihabara. Su atracción por las idol es también muy notable, llegando a realizar espectaculares coreografías para animar en los conciertos de sus cantantes favoritas. En lo personal, son considerados personas con pocas capacidades de socialización, unido a la necesidad de la sociedad japonesa por categorizarse en grupos y al esquema social que acompaña a los japoneses desde la niñez hasta la edad adulta, les hace pensar que no son capaces de satisfacer las necesidades sociales. Finalmente, estos terminan por sustituir el mundo real por el mundo de las dos dimensiones.

Los otaku y Japón: las dos caras

Almohada para otaku
Derechos: tofugu.com

Si creías que ya habíamos visto la cara negativa que se le atribuye a los otaku, continua leyendo porque aún hay más. El hecho de permanecer encerrados en ese mundo 2D les lleva a construir vínculos emocionales con personajes ficticios. Esto, llevado al extremo, da lugar a una obsesión e incluso deseo sexual que genera cierta controversia entre los críticos. Por un lado, se habla de pornografía y pederastia, mientras que por otro, en una aproximación académica hacia el movimiento otaku, se habla del término moe.

Estoy seguro de que muchos de vosotros habréis oído hablar sobre el moe, un concepto utilizado para describir un sentimiento de protección o amor puro por su personaje de anime o idol favorita, muy alejado de connotaciones sexuales. El respeto del otaku por su compañero sentimental de dos dimensiones es tal que se habla incluso de normalizar el matrimonio entre personas de carne y hueso y personajes de animación. Se han creado personajes ficticios que han dado lugar a fenómenos sin igual en Japón. Es el caso de Dejiko, un personaje femenino creado en un principio sin ningún tipo de background o historia. Al ser un personaje que carecía de personalidad, los otaku podían crear su propia historia con Dejiko e imaginarse la personalidad del simpático carácter 2D.
El personaje consiguió la fama al convertirse en el elemento principal del manga y anime Koge Donbo. Esta pasión por la animación nos da una pista del por qué se considera que el movimiento otaku tiene una cara positiva.

¿No es acaso un personaje de animación una creación humana por y para el entretenimiento? El entretenimiento trae consigo beneficio económico, y es este beneficio el motivo por el que hay un sector de la población que mira con buenos ojos a los otaku. Todo el material que consumen los otaku está desarrollado por otros otaku, creando una gran red comercial que proporciona grandes beneficios a la economía japonesa. Unos otaku crean contenido y otros lo consumen. Algo tan sencillo como esto ha provocado que numerosos investigadores comparen a los otaku con los salaryman, ya que ambos juegan un papel muy importante para la economía japonesa.

Además, desde el punto de vista turístico, sabiendo qué aspectos del movimiento otaku mostrar y qué aspectos ocultar, se ha conseguido que el mundo del manga y el anime sea el escaparate perfecto de cara a los turistas. Para muchos, la animación japonesa ha sido la ventana al país del sol naciente, pasando de un interés inicial por el manga y todo lo que lo rodea, hasta llegar posteriormente a un interés en la cultura y otros aspectos de Japón.

Los otaku han aprendido a relacionarse en un mundo de dos dimensiones que nosotros jamás llegaremos a comprender. Empatía hacia personajes ficticios del anime y el manga en lugar de buscar relaciones con personas de carne y hueso, un sentimiento que podríamos comparar con lo que en esta parte del mundo sentimos hacia los personajes de una serie de TV o de un libro. Sin embargo, en una sociedad como la nuestra, y a modo de reflexión, consideramos inmaduros a los primeros, pero entendemos perfectamente a los segundos.

Si te ha gustado la entrada otakumpártela con tus amigos (ok, chiste malo).

Y si quieres seguir informándote sobre el tema no te pierdas estos artículos:



Derechos portada: Flickr (riverseal)

Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

6 comentarios :

  1. ¡Muy interesante el post!
    A ver si la gente empieza a saber que es "aficionado", "friki" y "otaku".
    Tu artículo me ha encantado muy mucho, y como resumen, diría que "aficionado" es quien le gusta algo aparte de muchas otras cosas, tiene muchos amigos y parejas. "Friki" es alguien que le gusta cosas (todas relacionadas entre ellas) pero sigue teniendo amigos y parejas. Finalmente, "otaku" solo tiene una afición, sin amigos ni mucho menos pareja. A lo sumo, uno o dos amigos otakus como él.
    El que se llama otaku y tiene novio/novia/amante/marido/mujer se merece un golpe en la cabeza.

    ResponderEliminar
  2. ¡muy buen post! yo hace unos años me consideraba otaku, hasta que descubrí el verdadero significado tras la palabra. luego de eso comprendí que, para nada, quería llamarme a mi mismo de esa manera. eso sí, sigo siendo muy aficionado al anime y al manga, y está entre mis fandoms preferidos, pero en lo absoluto me auto-clasifico como otaku. un aficionado más en este océano de fandoms.

    ResponderEliminar
  3. Este post no me cansaría de compartirlo nunca!
    Aquí en Latinoamérica, como en muchos países fuera de él, está mal empleado el uso de esa palabra. Muchos jóvenes que tienen un interés en el anime y manga se autoproclaman otakus y efectivamente, se sienten orgullosos de ello. Incluso crean reglas sobre ser buen otaku o que si eres verdadero otaku si has visto tal y tal cosa. El nivel de difusión erróneo de la palabra es increíble, y pocos entienden de verdad lo que implica llamarse así.

    ResponderEliminar
  4. Fuera de japón hay otakus, solo que pocos y menos obsecionados que en japon. El termino otaku lo deben de conocer y usarlo con cautela. Y tambien en occidente se tragan la idea de las peliculas y series de hollywood donde lo unico que importa es ser popular tener novia y todas esas frivolidades.

    ResponderEliminar
  5. La verdad otakus en occidente es neutral pero unos de los aburridos que nos llama Otaco y no se que mierda es eso

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos tu opinión!