+nuevo
Cargando...

7 shock culturales en Japón y cómo evitarlos

sujeto detenido en Japón

Experimentar shock culturales no es algo nuevo, sobre todo para aquellos que han tenido la oportunidad de viajar mucho, aunque con un matiz. Los hay que han viajado en numerosas ocasiones, pero en sus viajes no incluyeron destinos con culturas muy diferentes a la suya, por lo que el shock cultural fue casi nulo. Por otro lado están los que han sufrido shock culturales en su primer y único viaje debido al desconocimiento de la cultura de destino y a querer ver y comparar su propia cultura con una cultura diferente a través de los mismos ojos.

Destino: Japón

Seguro que alguna vez has escuchado alguna queja de alguien de tu entorno que haya estado en Japón sobre algún tema de los que vamos a ver en esta entrada. No es de extrañar, puesto que el choque cultural que se produce cuando alguien pisa Japón por primera vez es tan grande que tales diferencias se suelen abarcar y enfocar desde el punto de vista de nuestra cultura (lógico, por una parte).
Pese a que Japón tiene razones para ser un país único, como resultado de esto, obtenemos dos barreras muy difíciles de romper: La primera, hacernos creer a nosotros mismos que llevamos razón y es Japón, o cualquier otra cultura, lo extraño. La segunda y más importante, no disfrutar Japón como deberíamos, incluso terminar odiándolo sin sentido.

La mayoría de las malinterpretaciones tienen que ver con el 'racismo' que se le achaca a los japoneses, o al menos, el concepto que la persona que ha experimentado la situación tiene sobre el racismo. Es cierto que este campo es enorme, pero también es cierto que muchos de los malentendidos que pueda causar una diferencia entre culturas se le atribuye que ha sido por racismo. ¿Cuáles son algunas de estas situaciones y qué podemos hacer para evitar caer en el shock cultural?

La policía me para por ser extranjero

¿Cuántas veces habré escuchado esta acusación? Demasiadas. Está claro que a nadie le gusta ser parado por la policía en mitad de un paseo, y menos cuando se lleva prisa. Si eres detenido en tu propio país se suele pensar que es el trabajo de los policías, velar por el orden social. Es más, si eres detenido en un país que no es Japón se ve como algo normal. Sin embargo, suele surgir el tema del racismo cuando un extranjero es detenido en Japón. Por diferencias raciales destacamos sobre los demás japoneses, sobre todo si lo comparamos con el hecho de ser detenidos en Italia o Portugal, países donde perfectamente podríamos pasar por ser de nacionalidad italiana o portuguesa.

Es un tema del que hablé con un amigo que trabaja como personal en estaciones de la línea Keisei y al igual que los policías, los del personal de estaciones también reciben órdenes de detener a alguien para realizar algunas preguntas y así comprobar si es el sujeto que se busca o no. En su caso, nunca se ha topado con ningún sospechoso extranjero, pero me dijo que tenían que detener a todo aquel que coincidiera con la descripción recibida por sus superiores, sea extranjero o no.

Si quieres averiguar si te han parado por racismo o porque están haciendo su trabajo tan solo hay que permanecer cerca del lugar en el que te han parado y observar si el policía detiene a más personas. Es posible que antes de detenerte a ti haya interrogado a 50 personas, y muy probablemente detendrá a otras 50 tras haber pasado por ti.

Asiento libre pero nadie se sienta

japoneses en el tren

Un clásico. Sentirse fuera de lugar, incluso odiado, cada vez que alguien que estaba a nuestro lado en el tren se mueve al asiento contiguo en cuanto este se queda libre, o simplemente que nadie se siente aunque el asiento de mi lado esté libre. Incluso yo me he llegado a preguntar si es una muestra de racismo o no. Error de principiante.

Como todo, tiene su explicación. Cada persona es un mundo y es posible que hasta llegue a haber gente racista que lo haga con tal de no estar sentado al lado de un extranjero. Sin embargo, la mayoría tiene su motivo, e incluso un motivo en común, el espacio vital o espacio personal. Pero yendo más allá de este espacio vital, que para culturas occidentales suena más bien a cuento, la gente suele tener sus propias manías. De entre toda la gente a la que he preguntado (siempre amigos, no pienses que voy por ahí robando espacio vital a la gente), he recibido respuestas muy obvias y otras más graciosas o simpáticas. Ahí van:

- Si puedo me cambio para estar más cerca de la puerta y salir antes.
- A veces estoy hablando con mi amiga en LINE y no quiero que la persona de al lado lo lea.
- A veces hay extranjeros que me invitan de repente en el tren y me dan mal rollo, prefiero sentarme sola.
- Cuando estamos todos sentados los brazos de la gente de al lado me estorban y no estoy a gusto (lo corroboro, soy enorme y suelo darle codazos sin querer a la gente que tengo al lado).
- Siempre intento sentarme al lado de la barra para apoyar la cabeza y dormir.

Por supuesto, no están todas las respuestas, ya que al resto no les importaba tener a nadie al lado en el tren, ya fuera extranjero o japonés. Pero en cualquier caso, puedes comprobar que siempre hay un motivo para todo lo que ocurre en el mundo.

Es normal que uno se sienta desplazado cuando la persona que está a tu lado se levanta y se cambia de sitio sin motivo aparente (sin motivo para ti, para ellos sí existe, como puedes comprobar), pero es que además, este sentimiento de ser desplazado se acentúa más al estar en otro país, ya que en nuestro propio país, cuando viajamos en un transporte público tenemos el mismo comportamiento, pero no le prestamos la más mínima atención ni lo tachamos de racismo solo por el hecho de que el resto son de nuestra misma nacionalidad. ¿Cuántas veces se ha quedado un asiento vacío en el autobús y no te has querido sentar simplemente porque no te apetecía? Los japoneses también actúan de igual manera. Es más, los japoneses no solo hacen esto cuando la persona de su lado es un extranjero, si no también cuando es un japonés. Obsérvalo y verás cómo no tienes de qué preocuparte.

Este apartamento no es para extranjeros

pisos para alquilar


Cada vez que he alquilado un apartamento en Japón todo ha ido sobre ruedas, pero durante el proceso siempre he tenido la sensación de que en cualquier momento podrían no hacerme el contrato. Durante este proceso te piden bastante documentación y datos bancarios para asegurarse de que puedes subsistir en Japón, o más bien, de que puedes hacer frente a los pagos del apartamento.
Sin embargo, hay compañías que directamente rechazan a clientes extranjeros, y aquí de nuevo otro caso que podríamos tachar de racista. Por supuesto, esto tiene sus explicaciones, algunas más convincentes que otras.

Hay compañías que están enfocadas a japoneses únicamente debido a problemas con el idioma. Reconozco que si no fuera por la ayuda de mi mujer yo no hubiera sido capaz de entender todos los documentos que me proporcionaron cuando alquilé y podría haber firmado cualquier cosa. Tener que estar explicando un contrato mediante gestos a un cliente de Sri Lanka no merece la pena para algunas compañías, por lo que excluyen a los extranjeros como posibles clientes.
Eso sí, si te topas con una de estas empresas y llevas a un amigo o familiar japonés es posible que te salgas con la tuya.

Por otro lado, hay compañías que en la actualidad no admiten extranjeros pero que en sus inicios sí lo hacían, aunque en este caso, los problemas no están relacionados con el idioma si no con la experiencia que la compañía ha tenido con sus clientes: facturas de luz, agua y gas impagadas, clientes escandalosos, clientes que regresan a su país sin avisar... Aquí la conclusión es clara, pagan justos por pecadores.

Trabajan demasiadas horas 

japoneses en un izakaya

Vienes de vuelta a las 10 de la noche en cualquier tren tokiota y a tu alrededor hay más oficinistas enchaquetados que jóvenes. Casi todos llevan cara de cansancio y se les nota pese a su sonrisa y a su animada conversación. Otros duermen cómo pueden dentro del vagón, incluso de pie. Piensas que todo vale tras las largas jornadas laborales a las que son sometidos. Pero algo se escapa. Es el fuerte olor a alcohol. ¿Han estado emborrachándose en horario laboral?

Se tiende a pensar que todo el mundo trabaja en Japón hasta morir. De hecho, la muerte por exceso de trabajo tiene su nombre propio, karoushi. Esto es de nuevo un estereotipo nacido del modelo laboral japonés en el que los trabajadores hacían bastantes horas extra para impulsar la economía del país durante los años 50. Aún así, durante esa etapa, países como Alemania, UK, Francia y EE.UU. contaban con un número de horas laborales a la semana mayor al de Japón. El país nipón tuvo que ajustarse el cinturón a finales de los años 90 debido a la crisis financiera, pero actualmente Japón ha dejado de ser de nuevo el país donde las jornadas laborales son más largas. Aún así, es posible que los datos sobre Japón estén maquillados y que muchas compañías no mostraran sus datos reales. Entonces, ¿Por qué regresan tan tarde a casa?

Muchos trabajadores se reúnen tras la jornada laboral para ir a bares e izakayas a emborracharse. Incluso hay empresas en las que es obligatorio asistir a dichas reuniones, en las que el jefe o el empleado de mayor rango se hace cargo de los costes de sus alcohólicos compañeros. La fiesta suele prolongarse incluso hasta el último tren.

Como ves, decir que los japoneses trabajan todo el día podría ser el equivalente a decir que los españoles siempre están durmiendo la siesta.

Gaijin VS Don Gaikokujin sama

Gaikokujin (外国人) o Gaijin (外人) dicho de manera abreviada significa extranjero, concretamente y descifrando cada uno de los caracteres, Persona de fuera del país. Es el mismo uso que tú le darías a la palabra extranjero. Sin embargo, hay extranjeros en Japón que sienten cierto shock o incluso ataque racista cuando un japonés se refiere a ellos con gaijin y no con su palabra formal, gaikokujin.

El descontento de los extranjeros que se sienten molestos por ser llamados gaijin terminó llegando a la sociedad japonesa, por lo que hay japoneses que intentan incluir algo más de respeto en el término gaijin diciendo gaijin san. El asunto quedaría como si en español dijéramos señor extranjero. Por otro lado, sigue habiendo japoneses que desconocen que el término gaijin pueda tener algún significado peyorativo, tal y como se puede leer en los comentarios de este vídeo (en japonés).

En cualquier caso, el tema gaijin / gaikokujin sigue estando muy delicado y hay extranjeros a los que les molesta ser llamados de tal manera, los mismos extranjeros que cuando se refieren a los japoneses lo hacen utilizando términos como japs para los anglosajones o japos para los hispano parlantes justificando dichos términos en que sirven para abreviar (Sin embargo, los japoneses son unos demonios y utilizan gaijin porque son racistas). Y es que la abreviación puede ser el motivo por el que los japoneses utilicen dicho término. Ya sabemos cómo les gusta a los japoneses abreviar. Véase Akihabara -> Akiba o Final Fantasy -> Faifa.

Los japoneses no tienen sexo

love hotel

Cómo no podría faltar uno de los temas más trillados del último año en cuanto a Japón se refiere. Ese documental (¿Documental? ¿En serio?) titulado El imperio de los sin sexo dio mucho que hablar en las redes. El caso es que el resultado de juntar unos datos que muestran que Japón es el país más envejecido del mundo con unas entrevistas de dudosa calidad a gente un tanto extraña no podría ser nada bueno. Me pregunto cuál hubiera sido el resultado si hubieran entrevistado a personas normales.

Las mofas contra los japoneses no se hicieron esperar y proliferaron rápidamente por las redes sociales. Ya conoces el dicho, cuando una mentira es repetida constantemente termina convirtiéndose en verdad. Ahora lo difícil es hacer cambiar esa visión de que los japoneses no tienen sexo, sobre todo para los que no han visitado el país. De hecho, el vídeo produjo más impacto en las personas que no han ido a Japón y que por lo tanto no conocen el país, que en los extranjeros que viven en Japón.

Tan solo hay que pasear por cualquier barrio de marcha con una libreta en mano y apuntar cuántos hoteles del amor vas encontrando por el camino. Entre la estación de Ikebukuro y mi casa, a un kilómetro y medio aproximadamente, llegué a contar nueve love hotels. A estas alturas todos sabemos ya qué es un love hotel y para qué se utilizan. Si hay tantos debe ser por algo ;)

Las parejas son distantes en Japón

pareja japonesa

El último malentendido de hoy también está relacionado con el amor, o mejor dicho, con la falta de amor. No son pocas las veces que he oído a algún extranjero, más que nada españoles, extrañarse e incluso criticar a la sociedad japonesa por el simple hecho de encontrarse a alguna pareja de japoneses y que estos no estén hablando efusivamente o riendo.

Es quizá nuestra forma de relacionarnos y comunicarnos la que no acepta que otras culturas (no sólo la japonesa) no se comuniquen exactamente igual que nosotros. Si observas a una pareja o grupo de amigos en España se huele el miedo al silencio. Esto lo sabemos porque siempre hay alguien que tiene que hablar, decir lo que sea, aunque no tenga importancia, sólo para evitar los momentos de silencio en la conversación.

De una manera muy diferente, las conversaciones en Japón se desarrollan de otra forma. No solo se puede apreciar en las parejas, si no también en conversaciones entre amigos, familia o incluso reuniones de trabajo. El silencio no es dañino para la conversación y sólo se habla cuando es necesario y hay algo que aportar. También hay que tener en cuenta que el porcentaje de veces que puedas encontrarte a una pareja en Japón que no esté hablando es infinitamente inferior a encontrar a una pareja que sí esté conversando.

Además, todos sabemos que con las palabras se dicen muchas cosas, pero en Japón, lo implícito también dice mucho. Incluso a la hora de demostrar amor, a los españoles nos gusta que nos digan que nos quieren. Sí, son tan solo palabras, pero nos hacen ilusión sin pensar en que esas dos palabras se utilizan tan gratuitamente que hayan podido perder su significado.
En Japón, la cantidad de veces que se dice te quiero es mucho menor, pero se dice en momentos importantes. ¿Significa que el resto de veces mi pareja no me quiere o que es tímida? No, solo es que me lo demuestra de manera implícita en sus acciones y forma de comportarse conmigo.

Estas diferencias culturales derivan en ocasiones en que pese a que un extranjero esté viviendo en Japón por un tiempo prolongado, este no sea capaz de consolidar una amistad por pensar que los japoneses no saben comunicarse. Tan solo hay que olvidar lo aprendido en tu país y hacerse a la idea de que a miles de kilómetros se desarrolló otra cultura, con otros gustos, otras prioridades y otros caminos con los que alcanzar las mismas metas que tenemos nosotros, porque al fin y al cabo no somos tan diferentes.

¿Has sufrido algunos de estos shock culturales sin haber ido a Japón? O si has ido a Japón, ¿Te encontraste con alguna situación de este tipo?

Si crees que esta entrada puede resultar útil para cualquiera de tus conocidos no dudes en compartirla. También puedes acceder el primero a las entradas suscribiéndote en este blog o en la página de Facebook de Nekojitablog.
Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

7 comentarios :

  1. He estado en Japon 2 veces y me pasó todo lo contrario, yo pensaba que eran frios y distantes...casi que si me caía en medio de la acera, nadie me ayudaría. Fue todo lo contrario, me perdí en Tokyo y después de dar vueltas por 1 hora sin poder ubicarme, ya angustiada me atreví a pedir ayuda a un señor que sin saber mi idioma, me ayudó, sólo con señas y un mapa, me dio las indicaciones para regresar al metro. Nunca me sentí discriminada, sí observada tal como nosotros con los extranjeros en nuestro país, curiosidad, me admiró su orden, el respeto conmigo, dejandome entrar primero en el elevador, cediendome espacio en el mismo para mi comodidad. La paciencia que me tuvo el señor de los trenes cada vez que le gritaba "a Yokohama" y me movía la cabeza negando cada vez que gritaba hasta que por fin vino mi tren jajajaTuve una buena experiencia, por eso regresé y volvería nuevamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que hayas compartido tu historia y de que todo te fuera tan bien. Me recuerda mucho también a mi primera experiencia en Japón. A veces da un poco de cosa cuando te ayudan tanto, ¿Verdad? No quieres molestar, pero al final terminan acompañándote a los sitios. ¡Rebosan omotenashi!
      Eso sí, no es lo mismo ir de turista que residir en Japón. ¡Espero que puedas ir pronto nuevamente!

      Eliminar
  2. A mi también me ha pasado de perderme, y al preguntar insistieron en acompañarme hasta el sitio en cuestión xDDD mas majosss!! hombre, que habrá de todo como en todas partes, pero a mi siempre me trataron genial.
    Lo único que no me gusta es que los gaijines en general tenemos una imagen un poco....de fiesta y eso, y muchas de las agencias de alquiler no nos aprecian mucho xDD pero bueno , hay que entender las razones, que como tu bien has dicho , no siempre es por eso :)

    Muy buen post, me ha gustado ^^

    ResponderEliminar
  3. El problema de la frase "Los japoneses no tienen sexo" es que falla una palabra, hay que cambiar "sexo" por "hijos".
    Que no tienen hijos es una evidencia, según la ONU, Japón es el penúltimo país del mundo en número de nacimientos por año.
    El famoso documental sin duda podría haber elegido un título mejor, pero tengo que decir que tampoco va tan desencaminado como algunos creen. La mujer joven empieza a querer escapar del destino tradicional de ser ama de casa y prefiere luchar por tener un futuro decente en el aspecto laboral, que casi siempre acaba con sus posibilidades de formar una familia o incluso tener pareja.
    Lo de los hombres ya es más cuestionable, hay para hacer un buen estudio sobre el tema pero en cualquier caso opino que el título "El imperio de los sin sexo" se refiere a un sexo tradicional en pareja y a cómo éste disminuye, contrario al sexo entendido como entretenimiento adulto incluyendo prostitución, consumo de pornografía, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es! Es el título el que ha hecho creer a la gente que en Japón no se tiene sexo. Entre toda la parafernalia amarillista que se usa cada vez que se habla de Japón, lo influenciable que es la gente cuando algo se propaga por una red social y lo envejecido que está Japón (esto sí es cierto) se crea esa sensación de que en Japón hay falta de sexo, y no contentos con eso, atacan con mofas a la sociedad japonesa por tener ese problema.
      Eso sí, si se usan las estadísticas de país envejecido para reírse de los japoneses, ¿Qué tal si usamos las mismas estadísticas para reírnos de los españoles? http://cadenaser.com/ser/2014/11/18/sociedad/1416325323_807935.html Cualquiera sale a la calle y le dice a los españoles 'sois unos pajos que no tenéis sexo, estáis enfermos', verás lo que tardan en saltarte al cuello.
      No se puede atacar a un país de esa manera creando falsas ideas sobre cuanto sexo tienen los japoneses, y menos reírse de ellos.

      Eliminar
    2. que falta de dignidad prefiere andar en el libertinaje (alcohol sexo y drogas) y no estar en familia o en pareja .... todo por el dinero dinero y mas dinero
      que vacios que son los japoneses

      Eliminar
    3. Los coreanos nacidos en estados unidos o los que viajan al extranjero no son para nada racistas,los asiáticos son muy cerrados con su cultura lo que se traduce a miedo al extranjero,incluso hay chinos que tienen amigos africanos o de otra raza pero aún así son muy nacionalistas ,si tuviera que elegir entre corea Japón o China ,sin duda elijo a China ,los hombres chinos son muy guapos y románticos solo es cosa de conocerlos mejor ,los japoneses algunos son simpáticos ,pero muy miedosos y paranoicos ,en cuanto a los coreanos son muy risuenos y sociables algunos no todos , los japoneses tienen una especie de amor y odio hacia el extranjero por ejemplo ,he visto japoneses muy cariñosos con mujeres rubias de otros países(rusas)uff son bien calientes con las rusas y las llenan de regalos pero a ellas
      No les dicen japanese only son bien cínicos y calientes con esas , pero si observas muy de cerca te acosan con preguntas acerca de si vives en Japón ,de donde eres ,es obvio que les incómoda que estés ahi ,por su sentimiento de inferioridad pues al parecer ellos creen que el extranjero es mejor y sin duda les molesta ,en cuanto al machismo en Japón es lo peor ,si eres una mujer independiente y con iniciativa propia los hombres japoneses no lo aceptan ,solo los que van viajado al extranjero y tienen mente abierta ,aparte son muy poco agraciados y muy callados ,son el típico machista que
      Dice uff rubia me encantas pero nada serio.

      Eliminar

¡Cuéntanos tu opinión!