+nuevo
Cargando...

La importancia de la bicicleta en Japón

Hace un par de días lanzaba en Twitter una pregunta: Si os mudarais a Japón, ¿Os compraríais una bicicleta? Creo recordar que el 100% de las respuestas eran afirmativas. Todos os compraríais una bicicleta. También es cierto que todos los que respondieron saben ya de que va el tema y por supuesto saben la importancia que tienen las bicicletas en Japón.

Las principales ciudades japonesas son bastante extensas, incluso pueblo-ciudades como Narita, donde pude vivir durante 3 meses, el uso de la bicicleta es muy frecuente debido a que no existe metro ni trenes de cercanías como sí podemos encontrar en Tokyo. ¡Y de que manera! Tokyo tiene una de las mejores conexiones del mundo no solo a nivel interurbano, si no que también se extienden a otras prefecturas y además en tiempo récord (¿Os suenan los shinkansen?).

bicicleta en japon

Pero, ¿Qué ocurre cuando el destino está demasiado cerca como para ir en tren y demasiado lejos como para ir caminando? Ahí es donde las bicicletas han encontrado su nicho. Usadas por niños, adultos y ancianos... y muy ancianos, la bicicleta podría ser uno de los símbolos de las calles japonesas, ¡y de casi toda Asia! Es por ello que en Japón, en aras de ordenar un poco el espacio y sobre todo para que no supongan un estorbo, se han creado parkings para bicicletas. Pero no son parkings tal y como acostumbramos a ver en nuestro país, son parkings de varias plantas y bastante más extensos. Hay al menos un parking de este tipo por cada barrio tokyota.

parking de bicis

parking de bicis 2

anciana con bicicleta

Imaginando tantas bicis por la calle puede parecer un peligro para el viandante, pero la verdad es que en Japón se tiene mucho respeto por el orden y excepto algún cabra loca, normalmente suelen ir por un carril imaginario en la acera. Lo del carril imaginario lo digo porque en Japón no existe un carril bici en sí, aunque a veces aparece pintado en la acera un monigote subido en una bicicleta indicando ese carril bici.
Además, cuando la acera está saturada de peatones, suelen bajarse de la bici y caminar como un peatón más. Esto suele verse en calles comerciales con puestos callejeros. Por ejemplo, un shotengai.

anciano con bicicleta japon

Por supuesto, como he dicho antes, están los cafres con su velocidad endiablada, o los que llevan el paraguas en una mano y el teléfono móvil en la otra, o los que llevan... ¿UNA IMPRESORA?

japones lleva impresora en bici

Os juro que ninguna compañía de bicis me paga por esta entrada, pero os habréis podido percatar de que la bicicleta es un medio de transporte más que útil si vais a vivir en, por ejemplo, Tokyo. Las ventajas son el ancho de las calles y aceras, la facilidad con la que aparcar la bici y encontrar lugar para ello, la propia seguridad de Japón en cuanto a robos, pues no tenéis que preocuparos ni de poner candados... Sin embargo siempre hay aspectos negativos, como es la matriculación. Sí, en Japón hay que matricular las bicis, que no es más que ponerle una especie de número de serie que pueda identificar a vuestro vehículo. No es para tanto, pero para aquellos que esteis acostumbrados a usar la bici libremente puede dar pereza.

En cuanto a los precios, una bici nueva del estilo de estas que vemos en las fotos puede costar entre 25.000 y 20.000 yen (200€ - 170€ aproximadamente), pero de segunda mano, se pueden encontrar por precios que oscilan entre los 12.000 y 8.000 yen (100€ - 60€).
Pensad seriamente en adquirirla de segunda mano puesto que si en algo se caracteriza la segunda mano japonesa es que los artículos están perfectamente cuidados y con buenos precios. Además, las tiendas de segunda mano abundan en las grandes ciudades, así que ¡no penséis más y poned 2 ruedas en vuestra vida!

De todas formas, si no tenéis nada de capital que gastar o pensáis que no merece la pena comprarse una bici, siempre podéis comprar un timbre y gastar bromas como esta que nos trae nuestro blog amigo JaponPon El poder del timbre en Japón
Compartir en Google Plus

Sobre Ernesto Calero

Cuando llegué a Japón entendí que estábamos hechos el uno para el otro. Decidí compartir en un blog todo lo que veía y aprendía de Japón. Ahora estoy en busca y captura por soplón.
    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

5 comentarios :

  1. jeje... te ha faltado poner el amigo MALVADO JaPonPon, XD.... Chicos, en el fondo soy bueno!!! XD

    Vaya, no sabia que había que matricularlas. ¿Cuál es el motivo?, Tal vez para ponernos multas?? XD...

    ¿Tiene algún coste el matricularla?

    Por cierto...ánimo con la espera de tu visado nipón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, mira quien tenemos aquí! Lo de la matrícula no te preocupes mucho que si no quieres no tienes por qué matricularla. Tu puedes utilizarla libremente, pero existe una matriculación con la que así demuestras que la bicicleta realmente es tuya. Yo nunca he usado la bici en Japón, así que no se que ocurre si te para la policía y no la tienes matriculada o no llevas encima los documentos de la bici.
      También por supuesto la matrícula contribuye a la localización de la bici en caso de pérdida o robo.

      Eliminar
  2. Es una bicicleta plegable practica, robusta, ligera y solvente al uso diario, que puede guardarse en espacios extremadamente reducidos y que comparte los buenos acabados de otras bicicletas procedentes de Taiwan. Es la compañera de viaje perfecta, bicicleta

    ResponderEliminar
  3. Hola!! estoy pensando ir hacer ccloturismo a Japón los datos que das sobre las bicis esta muy interesante, que me puedes decir de viajar en bici por japón?
    abrazo

    ResponderEliminar
  4. En mi ciudad, Bogotá, la capital de Colombia, hay espacios disponibles en las aceras de las vias principales, y tras leer esto me doy cuenta de la diferencia cultural entre los dos paises, ya que a pesar de esto los ciclistas o van por la via de los autos, o terminan atropellando a algun transeunte distraido porque se salen de la via especial (Ciclorruta)
    PD: Buen blog

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos tu opinión!